LA SAL COMUN Y LA PRESION ARTERIAL

LA SAL COMÚN PARA CONSUMO HUMANO Y LA PRESION ARTERIAL La sal común para consumo humano, ha permitido que la generalidad de las personas nos habituemos a su utilización, en las condiciones en que nos las ofrecen, es decir un producto rico en cloruro de sodio (NA) en proporciones del 99.7% de sodio, una pequeña adición de yodo y otra de flúor en la actualidad más los preservantes.Obviamente esta es la sal a la que hemos estados acostumbrados a consumir la generalidad de las personas y personalmente toda mi vida la consumí, hasta el momento en que me declararon hipertenso, pues mi presión en el año de 1992 se disparo a 290 la sistólica (PAS) y 160 la diastólica (PAD), por lo cual el cardiólogo o medico tratante me prohibió el uso de sal en las comidas. Luego de eso fui sometido al consumo de pastillas reguladoras de la presión arterial, a fin de evitar complicaciones médicas que pudieran atentar contra mi salud y bienestar e incluso mi vida.Modifique mis hábitos alimentarios y padecí el tener que eliminar o reducir el consumo de sal en mis alimentos; hasta que me traslade a vivir a la provincia de Sta. Elena en el cantón Salinas donde tengo en propiedad una cantidad de pozos para cristalizar sal marina y consecuentemente inicie el consumo de la sal marina natural.Como pequeño productor de sal y a mis 45 años empecé a  investigar y aprender cómo hacer sal para poder trabajar, dado que ya no podía con mi antecedente medico y edad conseguir otro trabajo en las empresas públicas o privadas, en el proceso de aprendizaje de cómo hacer sal busque información en bibliotecas y librerías en mi entorno y no encontré ningún libro que hablara exclusivamente del tema; internet en esos años no disponía aun de la información que, si eres conocedor del tema ahora puedes ver.Centre mi atención en alimentarme con productos básicamente naturales entre ellos la sal. En el tema de la producción de sal yo quería conseguir un grano limpio y natural y no la sal que se produce en la zona que contenía por su método de producción y cosecha una altísima cantidad de impurezas. Eso me llevo a realizar cambios en las condiciones del proceso sin apartarme de lo natural, observando los métodos de producción de los productores de la zona desarrolle uno en particular, que me dio la idea básica y elemental que la utilizo ahora con muchísimo éxito y que me permite a mas de eliminar las impurezas casi a un 100% obtener una sal pura, orgánica, natural y artesanal.El consumo de este tipo particular de sal durante estos años, me ha permitido el suspender ya más de seis años el uso de pastillas reguladoras de la presión arterial; siendo de manera constante mi presión arterial 120 (PAS) y 80 (PAD) a pesar de mi edad actual 59 años y más de 240 libras de peso. La particular bondad de mi producto es que ha conseguido limpiar mí sistema circulatorio gracias a  los elementos adicionales que en proporciones naturales están presentes en la sal y permiten excretar todo exceso de sodio que se haga presente en mi organismo.Su contenido bajo de sodio (menos del 40%) acompañado de la presencia naturalmente proporcional al sodio de el magnesio, el calcio, el potasio, el silicio y demás cloruros convierten a mi producto en una SAL ORGANICA ESPECIAL; ya que le permite al organismo de las personas mantener de manera automática y natural un funcionamiento maravillosamente estable y adecuado según los parámetros médicos considerados apropiados.

Sobre este artículo