Un Jardín Orgánico para los Niños: Flores Comestibles

flores-organicas.jpgDesde que mi hijo, Gabriel, nació un año y medio atrás, mi vida y mi jardín han cambiado de un modo maravilloso. Estos cambios han convertido mi jardín de ser un área exclusivamente para adultos a un campo de juegos comestibles para niños, lo cual me dio algunas ideas sobre cómo diseñar un jardín teniendo en cuenta a los niños. A la hora de planificar un jardín apto para los niños, ten en cuenta el terreno con el que cuentas, el clima y el suelo, piensa acerca de cómo te gustaría que se viera, qué vegetales comestibles te gustaría plantar y cultívalo en forma orgánica. Ahora piensa como lo haría un niño. A un niño le gusta tocar, oler, jugar, comer, explorar, usar su imaginación y divertirse.

Mi vida ha cambiado, y mi jardín también está cambiando. Estoy mas consciente del milagro que representa cada momento. He desacelerado mi vida, me he puesto de rodillas y arrastrado bajo los arbustos. Observo las cosas que antes nunca había notado porque Gabriel las observa. El presta atención a la textura de la corteza del sauce. Pone la tierra en su boca. Como los pétalos de las flores. Recoge el nido de un pájaro y lo lleva consigo durante todo el día. Estoy agradecida a esos jóvenes ojos. Su inocencia ve todas las cosas como nuevas. El es realmente mi maestro en ese sentido. Gracias al jardín, podemos disfrutar aún más la exploración de este mundo maravilloso.

Algunas cosas que debería incluir su jardín para niños son: flores comestibles, flores ornamentales y hortalizas. También es interesante tener a mano un microscopio o una lupa.

Comer flores puede ser una gran fuente de aventuras para los niños. Mi hijo come flores porque todavía se encuentra en la etapa donde gran parte de la exploración del mundo la realiza poniendo las cosas en su boca. Mas tarde, cuando el niño es mas grande, pasan a la etapa de explorar las cosas con sus manos. Soy partidaria de dar a probar a los niños diferentes cosas, para ayudarlos a mantener sus mentes abiertas a nuevos y distintos alimentos, sin embargo, trato de no forzarlos a comer estas flores. Podrían rechazarlas por completo y terminar con la diversión. Haz algo por tu cuenta y déjalos notar que hermosos son los pétalos en una sopa o en un bollo. Existen muchas flores comestibles, aquí dejo una pequeña lista. También pueden encontrarse recetas que incluyen flores entre sus ingredientes.

Flores comestibles: Calendula officinalis, es picante y usualmente se la usa debido a sus hermosos colores mas que por su sabor. Pacific Beauty “Belleza del Pacífico”, es una de las favoritas para la cocina porque es sencillo desprender los pétalos de una sola vez. Pude utilizar los pétalos enteros o picarlos. Trate de añadiros en bizcochuelos o magdalenas. Chamomile alemán, Matricaria recutita, pequeñas y adorables flores blancas con un centro color amarillo. Tienen un sabor dulce y combinadas con menta producen un grandioso té que sirve para calmar a los niños revoltosos y es un calmante para el dolor en los niños que están en proceso de dentición.

Hay además verduras que son hermosos tanto para la vista como para el paladar. Este año, plante zanahorias debido a sus hermosas flores. Si se planta una zanahoria (dependiendo de la zona donde uno viva) esta florecerá y dará semillas para el próximo año. Es también muy atractiva para los insectos beneficiosos para el jardín. Existen además otras flores ornamentales comestibles como el Sesamo afgano, mostaza purpura Osaka y el amaranto dorado gigante. Mi hijo adora la textura y color del amaranto que plantamos en mi jardín este verano.

Disfruto mucho el tiempo que estoy junto a mi hijo, y si puedo convencerlo de jugar en el jardín junto conmigo entonces me siento realmente mucho más feliz. Bendigamos a los niños porque ellos son nuestro futuro. Intentemos de dejarles uno saludable y sostenible.

Fuente: Emily Skelton http://www.seedsofchange.com

Sobre este artículo