Turquia se lanza al mercado mundial de la agricultura organica

Los productores turcos de agricultura orgánica han decidido impulsar el sector e incrementar la participación local en un mercado creciente, gracias a la preferencia de los consumidores por los productos saludables y orgánicos.

Desde la década de los 90, Turquía ha caído del quinto lugar al 37º en el mercado mundial de productos orgánicos. Sin embargo, según el secretario general de la Asociación de Exportadores del Egeo, Sezmen Alper, el motivo de tal descenso no está en una disminución de la producción o de las exportaciones. La razón, según Alper, habría que buscarla en la incapacidad de Turquía para desarrollar un crecimiento paralelo al que otros países han experimentado.

Del total de tierras cultivadas, sólo ocho de cada 1.000 campos se dedican a la agricultura orgánica.

Además, la mayor parte de esta producción se destina a las exportaciones. Así, entre las acciones a desarrollar por los principales actores de dicho sector se contempla la participación creciente en ferias internacionales y la mejora de los puntos débiles del sector, esto es, avanzar en la capacitación, en los servicios de asesoría para agricultores, investigación e innovación.

Sobre este artículo