¿Protegemos al Pequeño Agricultor?

Algún día mi hijo vivirá de esto.

Óscar Báez y su familia, propietarios de una finca en el municipio tinerfeño de El Rosario, decidieron un día dedicar su terreno a la agricultura ecológica. Así nació Agro Rosa, un establecimiento en el que se producen y venden artículos libres de productos químicos. Hace unos meses abrieron una tienda en internet y han visto que sobre todo atienden a clientes de la Península.

Aquí todo el mundo dice que prefiere lo ecológico, pero luego no se nota.

El negocio tiene un huerto con parras, fresas, aloe, canela y todo tipo de plantas aromáticas, varios invernaderos en los que producen plántulas para cultivos familiares y un puesto de verduras. Están preparando la apertura de una pequeña fábrica de mermeladas y han desmontado una ladera de su propiedad para acoger frutales.

Y todo sin subvenciones.

Una vez, como relata Óscar, les concedieron una por importe de 600 euros, pero se la denegaron por un problema con la factura.

A su juicio, en Canarias no se protege a los pequeños agricultores. Cada cierto tiempo tienen que pagar una inspección que acredite que son ecológicos, mientras que son muy pocas las ayudas que les llegan.

Se está pendiente nada más de las subvenciones de los grandes magnates. Un amigo mío tiene una extensión de plátanos en el sur y la primera que le llegó de Europa hace diez años fue para comprarse un Jaguar.

Este pequeño agricultor, mientras tanto, asegura que muchas veces ofrece precios más bajos que los establecimientos tradicionales.

Pese a todo, sostiene que la gente no debería "comer tanto con los ojos", sino preocuparse más por productos saludables. Y lo más curioso, está convencido de que buena parte del futuro de esta empresa familiar "está en internet". Por esto actualizan cada día su página, modificando su oferta en función de la disponibilidad. "La idea es que en algún momento todo lo vendamos a través de la web", señala Óscar hijo. Su apuesta por producir y vender sin mediadores sería así más viable.

Hasta ahora, la mayor parte de los clientes que les llegan en la red reside fuera de las islas, incluso cuando se trata de comprar cosas como pintura, fertilizantes o semillas libres de químicos. ¿Se da en Canarias a lo ecológico toda la importancia que merece?

Sobre este artículo

Saludos! En Puerto Rico no es muy diferente. La mejor tajada de los incentivos se la llevan los grandes productores que son un número menor que los pequeños productores. Aquí en Puerto Rico la mayoría de las fincas son de 20 cuerdas o menos y es bastante difícil ser agricultor a tiempo completo para tener derecho a los incentivos. Para ser agricultor bona fide tienes que recibir el 50% de los ingresos de la agricultura. Nosotros somos profesores y es muy cuesta arriba para calificarnos como "bona fide" para tener derecho a incentivos gubernamentales.