Productos Orgánicos en Chile

productos-organicos-chile.jpgUn dato de la USDA lo dice todo. Del total de los productos orgánicos producidos en Chile, unos US$35 millones, tan solo US$2,4 millones se consumen en el país. Es un círculo vicioso. Nadie consume los productos orgánicos localmente, entonces, los productores los exportan. Pero debido a que nadie los comercializa en una escala importante, es que nadie los compra.

En su mayoría, los consumidores chilenos ponen su atención en el precio del producto. No en la calidad ni en alguna característica especial o en la certificación orgánica. Pero en los últimos años las cosas han empezado a cambiar. Una de las cadenas de supermercados mas grande del país, Jumbo, ofrece una pequeña selección de productos orgánicos en casi todos sus locales. También hay pequeñas tiendas y algunos restaurantes que ofrecen este tipo de productos orgánicos.

Sin embargo, al comparar precios entre productos convencionales y los orgánicos la diferencia sigue siendo considerable. En primer lugar los cultivos orgánicos no alcanzan los mismos rendimientos por hectárea y, por ahora, son generalmente producidos a una menor escala.

Además, como el consumidor chileno que ha sido capaz de comprar estos productos pertenece a la clase media o media alta, el precio en productos está marcado con un margen de ganancia superior al promedio. Sumando el costo superior de los alquileres para los negocios que los ofrecen, en los barrios mas acomodados (Las condes, Vitacura), entonces el resultado es una manzana mas cara.

El formato que ha tenido mas éxito en proveer productos orgánicos a precios mas accesibles y en cantidad, son los mercados a cielo abierto. En La Reina, una comunidad en la ciudad de Santiago ubicada en la base de la imponente montaña de San Ramón, se encuentra un mercado a cielo abierto que abre los días miércoles y sábados. Este mercado ofrece una selección de productos similar a la que se podría encontrar en una tienda especializada o en el supermercado.

De hecho, según dicen los organizadores, el problema ya no es que la gente asista al mercado, ahora el problema es tener el espacio suficiente para albergarlos a todos. El mercado abrió en el 2010. En principio sólo se realizaba los días sábados, pero no hace mucho que comenzó a abrir también los días miércoles. Los sábados la variedad de productos es mayor, pero hay que ir temprano porque se terminan rápido. Allí se encuentran vegetales y frutas de estación. Algunos productos son pequeñas muestras de aquellos destinados a la exportación, que finalmente encontraron un consumidor simpatético entre los locales. También se pueden encontrar aceitunas, artículos de limpieza, ropa, vinos y algunos stands con cositas para comprar y comer en el momento, mientras se recorre el mercado.

El lugar que ocupa la Ecoferia se llama Aldea del Encuentro, donde también se encuentran pequeñas parcelas de huertas orgánicas y varios locales de ventas de artesanías. Todo con el decorado de fondo de las montañas. Se puede ir hasta allí usando el transporte público o después de un buen rato de andar en bicicleta.

Información Complementaria
Sobre este artículo