Producción Orgánica, consideraciones

produccion-organica-argentina.jpgEn los últimos años, se calcula conservadoramente que la demanda de productos orgánicos ha aumentado entre un 10 - 15%. Los Productores representantes de la industria esperan que esta tendencia continúe durante algún tiempo.

A medida que los consumidores se preocupan más y más por las consecuencias, para la seguridad alimentaria, que podrían traer para la salud el uso de plaguicidas, la ampliación de la producción orgánica será necesaria para satisfacer la creciente demanda. Del mismo modo la producción ecológica puede ofrecer una alternativa agrícola viable en un nicho del mercado como sistema de producción.

Además, los productos cultivados orgánicamente a veces tienen precios "premmium", en comparación con los precios de productos cultivados convencionalmente. El aumento de los beneficios potenciales puede ocurrir como un resultado de la combinación entre el precio más alto por unidad y la reducción de los costos de los insumos derivados del no uso de plaguicidas costosos.

Quienes proponen los sistemas de producción orgánica también hablan sobre los beneficios para la salud de los consumidores como resultado de la reducción del uso de plaguicidas. Las anteriores afirmaciones parecen tener un excelente atractivo desde el punto de vista del marketing.

Como incentivos para la producción orgánica podríamos enumerar:

  • La demanda de estos productos esta en aumento.
  • Precios "Premium" por unidad
  • Nicho ideal de mercado
  • Una base de clientes leales
  • La reducción de los insumos de producción
  • Sistema de producción agrícola amigable con el medio ambiente
  • Beneficioso para la salud

Algunas desventajas:

Al igual que en otras empresas agrícolas, en la producción ecológica existen riesgos. El principal factor limitante para la producción orgánica es el control de plagas. Aunque hay algunos pesticidas que pueden utilizarse legalmente en la producción ecológica, hay muchas más técnicas científicamente no probadas, que se afirma sirven para el control de insectos, enfermedades y malas hierbas. Un adecuado control de malezas puede lograrse mediante un cultivo realizado en el momento adecuado. El mayor desafío es el control de las enfermedades. Normalmente cuando las enfermedades son visualmente evidentes, ya es demasiado tarde para ejercer un control eficaz. Muchas de las operaciones orgánicas a gran escala se encuentran en regiones secas, debido a que la alta humedad relativa y las lluvias que se encuentran en otras zonas tienden a hacer mas difícil el proceso de control de la enfermedades. Como consecuencia de ello, el control de plagas puede ser un verdadero desafío para los productores. Esta situación se complica aún más por la falta de información en profundidad sobre técnicas de producción científicamente basadas.

La estética es una consideración muy importante en la comercialización de productos. Normalmente los productos cultivados orgánicamente, tiene menos atractivo visual que los producidos convencionalmente. Esto suele ser el resultado de las imperfecciones causadas por las plagas incontroladas. Las manchas superficiales pueden crear problemas de comercialización sobre todo cuando hay grandes volúmenes de producción por temporada para un mismo producto y el cultivo comienza a competir por los mismos mercados.

El uso de estiércol es la base de la producción orgánica. A menos que el abono este adecuadamente producido, este material tiene el potencial de llevar a los agentes patógenos que pueden causar problemas de salud si el producto entra en contacto con ellos en el campo y no está bien lavado. Hay que tener en cuenta que los desinfectantes químicos disponibles para productos convencionales no pueden ser utilizados legalmente en las operaciones orgánicas.

 

Sobre este artículo