El Mercado de Productos Orgánicos en Argentina

mercados-organicos-argentina.jpgLa producción y demanda de alimentos elaborados sin agroquímicos sigue creciendo. Para la Argentina, los desafíos son diversificar los países a los que exporta y sumar valor a su oferta.

Son muchos y muy distintos los participantes de un mercado orgánico estimado en US$ 30.000 millones: pequeños productores de caña de azúcar en Misiones, agricultores europeos que reciben subsidios, cooperativas de cafetaleros en Costa Rica, grandes cadenas de supermercados en países desarrollados, productores de bananas en República Dominicana o de especias en la India, por citar algunos.

La producción y demanda de alimentos elaborados de modo sustentable, sin agroquímicos, preservando la fertilidad del suelo y respetando la biodiversidad continúa creciendo. "Los consumidores buscan una dieta sana, alimentos libres de contaminantes y de sustancias químicas. Por otra parte, el planeta no soporta otra cosa que no sea una agricultura sustentable", afirmó Pedro Landa, director de la certificadora Organización Internacional Agropecuaria (OIA).

Con más de 31 millones de hectáreas dedicadas a la producción en el mundo, según datos de la Federación Internacional de Movimientos de Agricultura Orgánica (Ifoam, por sus siglas en inglés), las mayores extensiones se encuentran en Oceanía (39%), Europa (21%) y América latina (20%). Australia, con 12,1 millones de hectáreas, es el país con más tierra certificada, seguido por China, con 3,5 millones.

En la Argentina, el tercer país en importancia, el año pasado la superficie alcanzó los 3,1 millones de hectáreas; según informes del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa). El mercado interno es reducido, y más del 90% de lo producido en el país se comercializa en el exterior. El año pasado aumentaron las exportaciones de orgánicos de origen vegetal, de 46.000 toneladas en 2004 se pasó a 65.500. Los productos con mayor crecimiento fueron los industrializados, entre ellos azúcar, vinos, jugos de naranja y limón, aceite de oliva y puré de manzana.

La importancia de este avance fue señalada por Laura Montenegro, directora de la certificadora Argencert: "En la Argentina estamos habituados a vender productos sin elaborar, pero debemos desarrollar bienes con mayor valor agregado. En el mundo está creciendo el consumo de comidas para bebés, alimentos congelados y todo tipo de comidas preparadas, incluso para mascotas, entre otros que en el país se pueden hacer". También aumentaron las ventas de carne vacuna y lana.

La Unión Europea es el principal destino de las exportaciones argentinas, aunque fue perdiendo peso en los últimos años. En 2005 recibió unas 39.000 toneladas y las mayores compras fueron cereales, oleaginosas y frutas frescas. Entre los productos industrializados se destacaron los vinos, azúcar, jugos y purés de frutas. Los envíos a la Unión Europea representaron el 60% del total de las exportaciones de orgánicos de la Argentina, que con el ingreso de los países de Europa del Este en el bloque comunitario se enfrenta a nuevos e importantes competidores, en especial en cereales.

Fuente: Diario La Nación, Argentina

Sobre este artículo