Mercado orgánico, Peru

mercado-organico-peru.JPGUno de los malestares más comunes entre los países desarrollados es el sobrepeso en sus habitantes. Así, aquellos que pecan con unos kilos de más tendrán que gastar en dietas probablemente más de lo gastado en adquirir ese sobrepeso.En Estados Unidos, el 60% de los consumidores tiene sobrepeso, el 42% considera hacer una dieta estricta, y el 50% de la generación X (28-41 años), de los younger boomers (41-51 años) y de los baby boomers (52-60 años) consideran que deben perder peso.

Este fenómeno, sumado al hecho de que los estadounidenses están cada vez más preocupados por su salud y longevidad –el 60% de sus habitantes considera que debe tener una dieta más saludable–, hace que el consumo de los productos orgánicos en ese país despierte el interés de los productores orgánicos de todo el mundo, el Perú incluido.

Ante ello, las ventas por productos orgánicos en Estados Unidos ascendieron a US$13.8 millones en el 2005. Según la Organic Trade Organization, el consumo de estos productos en ese país crecerá a un ritmo de 10% anual en los próximos 10 años y llegará a representar el 14% del presupuesto de cada hogar. Dentro de esta tendencia, el Perú exporta con creces fruta orgánica fresca como el plátano y el mango, además del café orgánico. No obstante, podría desarrollar tres líneas de productos de mayor valor agregado y que utilizan insumos orgánicos: Suplementos vitamínicos: sus ventas en Estados Unidos ascendieron a US$20.8 mil millones en el 2005 –este mercado creció más que el de fármacos–. Específicamente, los principales nichos de oportunidad son: vitaminas, y productos herbales y botánicos.

Bebidas energéticas: esta industria generó ingresos en Estados Unidos por US$3.01 mil millones en el 2003. Al año siguiente se observó un crecimiento de 17.8% y se espera que alcance los US$6.33 mil millones este año.

Industria cosmética: en Estados Unidos, de los US$6.25 mil millones gastados en cosméticos en el 2000, US$190 millones se destinaron a cosméticos con insumos orgánicos.

Estas tendencias expanden la posibilidad de vender productos peruanos de valor agregado a Estados Unidos. Sin embargo, estas expectativas de exportación serían sólo castillos en el aire de no lograr la aprobación del acuerdo comercial en el Congreso de Estados Unidos. De esta aprobación depende que se mantengan las preferencias arancelarias con las que actualmente contamos. Es sobre la base de ello, y de nuestro afán por ser mejores, que crece nuestra competitividad en Estados Unidos.

Fuente: Correo Perú, Agosto 2006.

Sobre este artículo