Ivirgarzama Tiene Casi Lista Su Planta Recicladora

planta-compostadora.jpgEl municipio de Ivirgarzama, en el trópico cochabambino, ultima detalles para poner en funcionamiento una planta de tratamiento y selección de residuos sólidos que no sólo le permitirá procesar las cinco volquetas de basura que produce diariamente, sino que también podrá comprar material de reciclaje de otros municipios para comercializarlo con el objetivo futuro de convertirse en una empresa descentralizada de la Alcaldía.

Ivirgarzama es el primer municipio en el departamento de Cochabamba que implementará una planta de selección y reciclaje de residuos sólidos, un logro que ni siquiera municipios grandes como Cercado lo han conseguido.

El técnico en gestión de residuos sólidos (RS), Valentín Ajalla, dijo que luego de hacer mantenimiento del camino Tutimayu-Ivirgarzama, contemplado en el Plan Operativo Anual (POA) 2009, y una vez que se haya concluido la electrificación de la planta, ubicada a 10 kilómetros del poblado, se comenzarán a hacer los ensayos.

La basura sin separar será introducida en una especie de embudo gigante que desemboca en una cinta transportadora, en la que cinco empleados separarán el material orgánico del material reciclable. Una trituradora procesará la materia orgánica que, luego de oxidarse en unas celdas especiales, se convertirá en compost (abono orgánico), que será comercializado en viveros de la zona. El material reciclable será separado a su vez en plástico y fierro o aluminio. Ambos serán compactados por una máquina especial para facilitar su transporte, ya que cada material tiene mercado asegurado.

El plástico Pet (el que más se desecha en el municipio) será comercializado en Santa Cruz, mientras que el fierro y el aluminio tienen mercado asegurado en Cochabamba. Ajalla explicó que, según los cálculos realizados para el proyecto, sólo 60 por ciento de los residuos sólidos son aprovechables, por lo que el restante 40 por ciento tendrá como destino final un botadero municipal que se establecerá a 300 metros de la planta.

"Hemos hecho acta de resarcimiento con los vecinos. Vamos a darles plantines con injertos de cítricos y vamos a mejorar el camino hacia su sindicato", dijo Ajalla. Entre Ríos, Shinahota, Villa Tunari y Chimoré son otros municipios en los que el Programa de Apoyo al Desarrollo Alternativo Cochabamba (Praedac) apoyó la implementación de dichas plantas. Sin embargo, no han avanzado mucho desde que el programa se retiró del trópico.

Sobre este artículo