Italia aumenta la producción orgánica

Es el principal oferente a nivel europeo, cuenta con más de un millón de hectáreas y vende 312 millones de euros.

El consumo de productos orgánicos en el mundo está en franca expansión por la vigencia de una demanda que prefiere los alimentos producidos sin pesticidas ni químicos, que pudieran tener efectos en la salud de las personas. También ha contribuido a este crecimiento la aparición de sistemas de aseguramiento de calidad que certifican su origen, lo que otorga garantía a los consumidores.

Pese a lo anterior, aún persiste una falencia importante: estadísticas que permitan aquilatar la verdadera magnitud y dinámica de estos mercados, para adoptar las decisiones de producción con un grado mayor de certeza. No obstante, el desarrollo de producciones orgánicas para la exportación es una realidad y varias empresas en Chile están generando ofertas crecientes para atender la demanda futura.

Pero hay otros países que han hecho más progresos, como es el caso de Italia, según un estudio publicado por la Agregaduría Agrícola de EE.UU. en ese país.

Italia es el principal oferente de productos orgánicos de Europa, ya que posee el mayor número de agricultores dedicados a esta actividad; se estima que tiene unas 50 mil explotaciones "ecológicas", que lo ubican como segundo productor mundial después de México. También cuenta con la mayor superficie, con 1,07 millón de hectáreas.

Según el estudio, las ventas en Italia alcanzan a 312 millones de euros (más de US$ 480 millones). Sin embargo, el gasto per cápita anual es de 25 euros, lo que implicaría unos 1.500 millones de euros al año, dada la población de ese país. Antecedentes a octubre de 2007 concluyen que el crecimiento es de 9%.

Aun cuando las ventas en Italia son de magnitudes relevantes, este país está por debajo del gasto que realizan Suiza (105 euros por persona), Dinamarca (51 euros), Suecia (47 euros) y Alemania (42 euros).

Lo que más se vende

Las principales categorías consumidas en Italia se resumen en lácteos y derivados (20%), hortalizas frescas y elaboradas (16%), productos para snacks (12%), bebidas no alcohólicas (10%), huevos (7%); azúcar, café y té (6%) y alimentos para niños (5%).

Según el último año, las categorías que presentan mayor expansión son los alimentos para niños (43%), hortalizas frescas y elaboradas (24%), helados y congelados (22%) y bebidas no alcohólicas (14%).

Un análisis del sobreprecio que alcanzan los orgánicos frente a los alimentos convencionales da que en promedio los primeros se transan 65% por sobre el valor de los tradicionales, de acuerdo con un estudio hecho en 2005 y 2006. Las categorías que mayor apreciación logran son los condimentos y snacks, que se venden al doble. También logran sobreprecios importantes el pan y sus sustitutos (entre 85% y 98%), los aceites (91% a 94%), el azúcar, café y té (88% y 92%). No obstante, los alimentos para niños no alcanzan a superar el precio de los alimentos tradicionales y se venden entre 12 y 15% por debajo.

Italia importa en orgánicos más de 31 mil toneladas anuales: cultivos industriales (40%), azúcar (12%), bananas (10%), hortalizas (9%) y legumbres (8%).

Sobre este artículo