Huerteros Llevan la Huerta a Domicilio

Lugar de la noticia: 

Buenos Aires

Huerteros_rosario.jpgLa Red de Huerteros/as de Rosario ofrece la instalación, los insumos y el mantenimiento necesarios para cultivar la verdura en casa. Nueva técnica de producción intensiva en cualquier recipiente y espacio.

La tendencia de hacer en el patio, la terraza o el balcón un espacio para cultivar verduras y plantas para consumo personal crece en el mundo de la mano de nuevos hábitos alimenticios y de la agroecología. Hierbas aromáticas y medicinales, así como vegetales sin agroquímicos, aditivos ni insecticidas garantizan productos que conservan los nutrientes de cada especie, además de asegurar que lo que comemos carece de sustancias tóxicas que con el tiempo enferman el organismo. Para quienes tengan ganas de armar su propia huerta ecológica en casa la Red de Huerteros y Huerteras de Rosario ofrece el servicio de armado, provisión y mantenimiento a domicilio, además del asesoramiento y acompañamiento para quienes deseen hacerlo por su cuenta.

La iniciativa será oficialmente presentada hoy desde las 10, en la Plaza Suecia (Oroño y Rivadavia), donde desde hace un tiempo se instalaron los primeros canteros de cultivo organopónico, técnica que permite su instalación en terrazas, macetas, patios o cualquier espacio disponible en las viviendas. Es intención de los impulsores del proyecto instalar otros en distintos barrios de la ciudad.

Antonio Lattuca, coordinador del Programa de Agricultura Urbana que depende de la Subsecretaría de Economía Solidaria Municipal, y uno de los impulsores del modelo de huertas comunitarias como modo de producción familiar y colectivo, explica a Mujer que la técnica del cultivo organopónico proviene de Cuba, donde los espacios son reducidos debido a la escasez de tierra. "Viajamos a Cuba y conocimos la técnica y desde entonces la utilizamos en los parques huertas de Rosario donde los huerteros producen las verduras que luego venden en las ferias o llevan a domicilio", dice el ingeniero agrónomo.

"No se necesitan grandes predios de tierra para tener la verdura en casa", agrega Lattuca, quien defiende este modelo de producción libre de agroquímicos que en plena crisis del 2001 se convirtió en un salvoconducto para las familias que habían perdido el empleo y encontraron en la venta de lo cultivado en casa y en el barrio un modo digno de subsistencia familiar. Con el tiempo esos emprendedores se convirtieron en la Red de Huerteros y Huerteras de Rosario, una organización civil independiente que hoy ya es una asociación con personería jurídica (ver aparte).

Cultivo ecológico. "La técnica del organopónico consta de varios pasos —explica Lattuca—. Lo primero es la fabricación del contenedor donde se realizará el cultivo, que puede ser de diferentes materiales (maderas, troncos o bloques). Luego viene el sustrato, que consta de una parte importante de abono compuesto y el resto de tierra. Y finalmente los plantines y el mantenimiento a través del tiempo. El servicio que ofrece la Red de Huerteros/as incluye tanto el armado del contenedor, como la provisión del abono, la tierra, los plantines, los defensivos y fitoestimulantes que usamos en el programa para fortificar las plantas, como también, si lo desean, les enseñamos a hacerlos. Si la gente lo pide, también brindamos el mantenimiento posterior".

La alta carga de abono compuesto o compost que contiene el sustrato de un cultivo organopónico hace que la tierra sea más esponjosa, más porosidad. La presencia importante de nutrientes que aporta el abono favorecen el crecimiento del cultivo y aseguran la sanidad de la planta. "Proveemos el compost y también enseñamos a fabricarlo. Es un procedimiento sencillo _acota_ se puede hacer en cualquier recipiente". El sistema propone un cultivo intensivo, con amplia rotación de especies y un máximo aprovechamiento de la tierra.

Uno de los ejes del Programa de Agricultura Urbana que trabaja junto con el programa Prohuerta del Inta y la Dirección de Parques y Paseos fue la capacitación de los huerteros en cultivo ecológico, luego de lo cual obtuvieron una certificación. "Este año lo vamos a repetir ampliando el cupo de participación", asegura Lattuca.

El coordinador del programa admite que en los últimos años muchos se acercaron a los cultivos agroecológicos, especialmente jóvenes. Hoy suman más de 150 huerteros que producen para vender y otras 400 familias que lo hacen para el propio consumo. "Son vegetales y hierbas aromáticas más sabrosas, más sanas y con el plus de cultivarlas en casa", dice, y cierra con una frase de Gandhi: "Haber olvidado cómo cavar en la tierra y colocar la semilla es haberse olvidado de uno mismo".

Ferias de la economía solidaria

A propósito del auge que han tomado los cultivos agroecológicos y su aceptación por parte de la gente, la responsable del área municipal de Economía Solidaria, del cual depende el programa de Agricultura Urbana, sostiene que "la gente hace cola desde temprano en las ferias para comprar la verdura", aunque se lamenta que el volumen de producción hoy no alcanza para satisfacer la alta demanda.

La venta en ferias del producido en las huertas funcionan desde las 8 los lunes y miércoles en la plaza San Martín y los viernes en las plazas Alberdi y López. Los interesados también la pueden adquirir en los parques huertas instalados en el Parque de los Constituyentes, barrio La Tablada, Molino Blanco y dentro del Hogar Español. Hay uno en formación en la ruta 34."Disponemos de terrenos vacantes que son municipales, nacionales o provinciales, para aquellos que se quieran sumar", asegura la funcionaria municipal.

"El huertero que trabaja con constancia obtiene un ingreso importante. Puede trabajar un lote o menos, más o menos días, y de acuerdo a eso será el ingreso", agrega. Ellos son dueños de su verdura y de la venta obtienen el ingreso. Además, suman la venta de plantines, de aromáticas, de productos de cosmética natural elaborados a base a las hierbas y del pan que elaboran en los hornos.

Bartolomé valora el crecimiento de la red de huerteros desde el 2001 a la fecha. "Son mayoritariamente mujeres con mucha polenta. Cuando arrancamos con esta alternativa teníamos huertas en cuanto terreno había. Empezamos con las huertas para consumo familiar y luego las incorporamos a los parques huertas como un espacio colectivo para crecer en producción. Pasaron de ser personas individuales, con altos niveles de desconfianza entre unos y otros, a construir en un espacio común", afirma la funcionaria.

Dulces y objetos. Por primera vez este año la Subsecretaría de Economía Solidaria diagramó el calendario de ferias especiales que al decir de la titular de la dependencia, "les permite a los emprendedores planificar la producción". Al cronograma habitual de ferias que van de lunes a lunes (excepto los martes) y que se realizan los lunes y miércoles en las plazas San Martín, López y Alberdi; los viernes en el Distrito Sur y Sudoeste; los jueves, viernes, sábados y domingos, en las Cuatro Plazas; los domingos en Costa Alta y el paseo de La Pérgola, al igual que los feriados, se suman las organizadas para los días de la madre, del padre, del niño, Pascuas, Navidad; las ferias destinadas al turista que llega a la ciudad (funcionan al lado del ETUR) y otros eventos.

En las ferias se venden dulces, licores, chocolates, galletitas secas, miel, condimentos, panificación, trabajos en cuero, muñecos, macetas, bijou artesanal y tejidos, entre otros. "Para sumarse no deben ser vendedores ambulantes. Lo importante es que detrás de cada objeto haya una persona que está haciendo algo. Nosotros los orientamos y capacitamos", dice Bartolomé.

Interés de los jóvenes

Ida Pintos es la presidenta de la Asociación de Huerteros y Huerteras de Rosario, que desde hace unos meses ya cuenta con la personería jurídica. La entidad nació y creció bajo el paraguas de la Red de Huerteros/as. Ida, de 42 años, fue una de las primeras mujeres que optó por el cultivo de la huerta para la subsistencia familiar en 2001 y hoy no puede creer lo lejos que llegaron con los sueños convertidos en realidad.

"Tengo 6 hijos y todos trabajan en el parque huerta de Molino Blanco; los dos mayores ya son productores. En 2001 no teníamos nada, la estábamos pasando mal. Se me ocurrió tirar unas semillas en un terrenito que tenía en casa para por lo menos tener para comer. Cuando se acercó la Municipalidad con la propuesta de hacer las huertas para vender la verdura los echábamos. No les creíamos, en esa época desconfiábamos de todos", rememora Ida. "Hoy nos cambió la vida alimentaria y socialmente, y viajamos por el país llevando nuestra experiencia".

Además del servicio de asesoramiento e instalación del cultivo organopónico en casa la Red de Huerteros/as convertida en Asociación organiza periódicamente los Almuerzos Saludables abiertos a la comunidad, ofrece la entrega domiciliaria de bolsones con verdura de estación y la capacitación en huerta ecológica.

"Ofrecemos un trabajo digno a los jóvenes —afirma Ida—, además que se convierte en una fuente de ingreso para ellos. Por suerte están interesados, fijate que hoy es feriado (esta nota se hizo el miércoles) y están trabajando".

Para pedir asesoramiento o solicitar la instalación domiciliaria del cultivo de agropónicos llamar al (0341) 153-012230, o en el mail de la Red de Huerteros/as de Rosario: reddehuerterasrosario@hotmail. También se puede solicitar más información en comagr_urbana [at] rosario [dot] gov [dot] ar o al teléfono 4802444, interno 131.

Facebook: https://www.facebook.com/agriculturaurbana.ros

Sobre este artículo