Huerta en Casa: Se Engancha Cada Vez Mas Gente y "Dan Cátedra" en Parque Saavedra

Se puede hacer en poco espacio y dicen que “desestresa” 

huerta_en_casa.jpgPara Susana Amaro, con un jardín en su casa de 20 entre 65 y 66, no hay nada más placentero que consumir el producto recién arrancado de su porción de tierra. En rigor, hace tiempo que siembra en su vivienda lo que hasta ahora se anima: radicheta, perejil y cebolla de verdeo. “No mucho más -confiesa-, porque necesitaría contar con más conocimientos de horticultura”. Un programa comunal que comenzó a desarrollarse en el Parque Saavedra le está dando esa oportunidad y la aprovecha, al igual que unos 40 vecinos que están interesados en armarse la “huerta propia” y asisten al taller de los viernes que se ofrece en el sector cerrado del espacio verde 12 y 64.

La tendencia crece. Y es que los beneficios son numerosos. Cuanto menos tiempo de retiradas de la tierra más propiedades mantienen las hortalizas; lo cultivado “en casa” garantiza la prescindencia de agroquímicos o fertilizantes contaminantes del suelo y el medio ambiente; la tarea de cuidar el desarrollo de las plantas “desestresa”, según los especialistas: y se ahorran, por cierto, varios pesos en verdulería.

En la primera jornada de la propuesta se advirtió la variedad del grupo, integrado por vecinos con diversas actividades laborales y de diferentes edades. A sus integrantes los une las ganas de planificar su huerta, algo que se consigue, según señalan los expertos, no con mucho esfuerzo ni demasiados conocimientos. “Cualquier persona puede crear una, porque no se necesita siquiera mucho espacio. Les enseñamos cómo hacerse de sus propios cultivos con clases prácticas y teóricas y en el marco de una horticultura saludable, que implica también aprender a separar los residuos orgánicos para obtener compost y así sembrar sin sustancias químicas”, indicó el director de Eventos Comunales, Martín Moreno, a cargo del programa “La Tierra Sabe”.

Donde crecieron los primeros árboles

La actividad tiene lugar en un sitio emblemático, como lo es el sector de canteros fundacionales del Parque, que conformaron en los primeros años de nacida la Ciudad el primer vivero municipal. Allí se plantaron las semillas de muchos de los añosos árboles que componen hoy el patrimonio forestal del Parque Saavedra. Ahora se continúa allí con la producción arbórea y los ejemplares son ofrecidos “en adopción” a los vecinos para que sigan el crecimiento y transplanten luego la especie en algún espacio verde platense.

En el rescate de ese espacio histórico que había caído en desuso, la idea del plan es, de alguna manera, “volver a las fuentes” enseñando a utilizar el terreno familiar que, por más pequeño que sea, basta y sobra para desarrollar una huerta casera.

Estudiante avanzado de la carrera de Agronomía, Lucas Martín es el encargado de mostrarle a la gente las herramientas para armar huertas orgánicas agroecológicas. Según explicó en la clase introductoria (serán nueve encuentros en total, los viernes de 10 a 12), se les indicará a los vecinos cómo preparar el suelo, el compost y el lombricompost, la siembra (directa y en almácigo), el transplante, la rotación de cultivos, el mantenimiento, el control de plagas y la cosecha. De allí saldrá, según aseguró, un “auténtico quintero”. 

Sobre este artículo