Fertilizantes Orgánicos

Para restituir los niveles de materia orgánica del suelo, es necesario el uso de fertilizantes orgánicos con el fin de aumentar la capacidad de retención de nutrientes en el complejo arcillo-húmico del suelo, es decir, para incrementar la asimilación de los nutrientes minerales procedentes de las reservas del suelo o incorporados mediante la fertilización.

Los fertilizantes orgánicos se fabrican a partir de estiércol. Se enriquecen con microelementos y se realiza una desinfección para eliminar las semillas de malas hierbas y hongos patógenos. Cuando la fermentación ha concluído, se tamizan para separar restos inertes como piedras, plásticos, pajas, etc. y finalmente se muelen para homogeneizar el producto.

Tras los análisis de control de calidad se envían a la planta de envasado o a la de peletizado. Fertilizantes orgánicos y Ecólogicos

Los fertilizantes de origen vegetal o animal se llaman fertilizantes orgánicos. Una ventaja de los fertilizantes orgánicos en comparación con los fertilizantes químicos es que entran material orgánico en la tierra, lo cual resulta en una mejora de la estructura del suelo. Esta manera es menos nociva para el medio ambiente porque los minerales son aclarados y se mejora la absorción del agua. La agricultura ecológica presta mucha atención a una tierra sana con minerales directamente absorbibles y ligados y está estrechamente relacionada con los tres principios en los que se basa la agricultura ecológica. Los fertilizantes orgánicos pueden contener, sin embargo, componentes animales. (Fuente:biocanna)