Fertilizantes Orgánicos en Mendoza

REVIVIR: FERTILIZANTES ORGÁNICOS

Con la necesidad de los cultivos de fertilizantes y el renacimiento de los fertilizantes orgánicos, sumado al conocimiento de nuestros productores, se puede ver un camino expedito a obtener excelentes producciones, con el ventajoso equilibrio nutricional provocado por ellos en nuestros suelos.

El fertilizante orgánico cumple primordial importancia, pues es el primer eslabón para mantener con vida saludable al superlativo recurso natural SUELO y evitar su contaminación esquilmante, como es lo que provoca el empleo inadecuado o excesivo de agroquímicos.

El fertilizante orgánico además de ser un portante nutricional, suministra componentes elementales para la corrección o enmienda de la parte física y biológica de los suelos.

Si hacemos una comparación entre nosotros y los cultivos, nuestra salud depende principalmente de una buena y sana alimentación al igual los vegetales, requieren de esa saludable nutrición, que se la brinda exclusivamente el FERTILIZANTE ORGANICO, por lo tanto queda muy claro que los productos obtenidos así, aseguran nuestra salud y el porvenir de nuestros recursos.

Ahora bien, la pregunta de rigor y el error más recurrente parecen ir de la mano. ¿Cuánto fertilizante hay que incorporar? ¿Qué fertilizante debo colocar? Imaginemos de momento consultar al médico y preguntar… “¿qué vitamina y cuántas debo tomar por día?”… ¿sin una previa evaluación?

En los tiempos que corren debemos amigarnos con los recursos tecnológicos y la velocidad de la información, realizar un análisis de nuestro suelo y Verificar las necesidades cuali-cuantitativas, tipo de cultivo, edad del mismo, forma y momento de aplicación, etc.

Debemos saber que no es lo mismo un estiércol, un abono verde que un verdadero fertilizante. Un verdadero fertilizante debe diferenciarse de una enmienda o un simple compost por la cantidad de unidades macroelementales que contiene.

El conocimiento de todas las variables y su correcta interpretación asegurarán un pronóstico certero, cuando menos responsable de la inversión en fertilizantes.

El compromiso de los que hacemos un buen producto pasa por ASESORAR luego vender, y junto al productor o el profesional EVALUAR los resultados finales. Cuidemos el medio ambiente, cuidemos el suelo y nuestro cultivo … pero cuidemos también el bolsillo del productor.

Sobre este artículo