FAO, FIDA y PMA a Favor de Cooperativas Agrícolas para Combatir la Pobreza

FAO_FIDA_PMA.jpgLa creación de cooperativas agrícolas es considerada una medida "clave" para reducir el hambre y la pobreza, ya que ofrecen mayores oportunidades a los pequeños campesinos, indicaron este lunes en Roma los tres organismos de las Naciones Unidas especializados en agricultura y alimentación.

"Los pequeños campesinos obtienen grandes beneficios de las cooperativas agrícolas, incluyendo la capacidad de negociación y el compartir recursos, lo que ayuda a millones de ellos a alcanzar la seguridad alimentaria y reducir su pobreza", indicaron en un comunicado la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

La declaración fue hecha con ocasión del lanzamiento en Nueva York del Año Internacional de las Cooperativas 2012.

"La importancia de las cooperativas agrícolas para mejorar las vidas de pequeños campesinos y sus familias no debe menospreciarse", sostienen los tres organismos de Naciones Unidas, cuyas sedes centrales se encuentran en Roma.

Según las agencias de la ONU, a través de las cooperativas "los pequeños campesinos pueden negociar mejores condiciones en los contratos agrícolas y precios más reducidos para insumos como semillas, fertilizantes y equipos", agregaron.

"Las cooperativas operan en todos los sectores de la economía, desde las asociaciones a pequeña escala a los negocios multimillonarios y cuentan con más de 800 millones de socios y suponen 100 millones de empleos en todo el mundo, un 20 por ciento más que las firmas multinacionales", aseguraron.

Según datos de las tres entidades, en 2008, las 300 cooperativas más grandes del mundo tuvieron un volumen de negocios total de 1,1 billones de dólares, comparable con el producto interior bruto (PIB) de muchos países grandes.

Las cooperativas podrían constituirse en "un pilar" del desarrollo agrícola y de la seguridad alimentaria, según los expertos.

El PMA trabaja con las organizaciones de pequeños campesinos en 21 países para ayudarles a producir excedentes, conseguir acceso a los mercados e incrementar sus ingresos.

En Brasil, las cooperativas fueron responsables del 37,2% del PIB agrícola y del 5,4 del PIB total en 2009, con cerca de 3.600 millones de dólares en exportaciones.

Los organismos de la ONU con sede en Roma se comprometieron a promover el desarrollo de las cooperativas agrícolas, consideradas "un modelo de negocio sólido y viable, adaptado a las necesidades de las comunidades rurales en los países en desarrollo", subrayaron.

 

Fuente: El Universo

Sobre este artículo