El Uso de los Pesticidas en la Agricultura

pesticidas-quimicos.jpgLa Medicina Pesticida

Las ricas tierras del Sur conllevan los elementos necesarios para una autosuficiencia alimentaria nacional en los territorios que acogen. Persiste no obstante el hambre entre sus poblaciones. Los años 60 y 70 ya probaron que solucionarlo no es cuestión de tecnología, sino más bien de política…

La revolución verde de entonces –con semillas de alto rendimiento, abonos y pesticidas “a titiplén”- se parece sin embargo en muchos aspectos a la revolución genética actual. Preconizadas por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) como medio para contrarrestar la urgencia alimentaria en los países del Sur, las biotecnologías tienen la particularidad de proporcionar a los agricultores una selección de semillas genéticamente modificadas esencialmente para ser tolerantes a los plaguicidas.

Las siete multinacionales de pesticidas controladoras del 85% del mercado de los plaguicidas [Syngenta (Suiza), Aventis (Francia), BASF (Alemania), Monsanto (EU), Bayer (Alemania), Dupont y Dow AgroSciences (EU)], además, han ido comprando las empresas productoras de semillas, incluso los laboratorios de ingeniería genética, con la meta de monopolizar la oferta en el sistema alimentario mundial por la comercialización de productos de su propia marca de referencia, incluyendo las plantas y el plaguicida asociado. Según Vandana Shiva, hasta “en todos los idiomas de India… se ha traducido la palabra pesticida por medicina para fomentar su uso”…

¿QUÉ COSA SON LOS PESTICIDAS?

Los pesticidas son derivados de las armas químicas elaboradas durante la I y II Guerra Mundial. Son productos tóxicos fabricados para matar organismos vivos, y se reparten en tres categorías de mayor utilización –herbicidas, insecticidas y fungicidas-.La intoxicación ocurre por inhalación, penetración a través de la piel, o ingestión directa o indirecta (por leche, carne, huevos, plantas con residuos tóxicos).

Los principios activos de algunos pesticidas suelen perdurar más de diez años, lo que significa que permanecen en el medio ambiente aún años tras su eventual prohibición. Con la adaptación de las especies diaria a los productos aplicados, las empresas generalmente amplían su toxicidad. Como consecuencia, una serie de pesticidas se ven proscritos en la venta cada año en Occidente, al revelar los riesgos sanitarios que conllevan.

La mayoría de los pesticidas caducados o prohibidos en el Norte se expiden sin embargo por centenas de miles de toneladas, según las cifras de la FAO, en los países del Sur. La Organización Mundial de la Salud (OMS) plantea la sombría perspectiva de los efectos de dichos productos en el Sur: “Cada minuto hay un envenenamiento por plaguicidas; 15 personas, por lo menos, mueren a diario; cada año, 500 mil personas resultan intoxicadas por pesticidas”.

EFECTOS EN LA SALUD, EL PARKINSON DE LOS CAMPESINOS

El impacto de los pesticidas en la salud humana es innegable. Desórdenes de la memoria, depresión, enfermedad de Parkinson… son algunas de las patologías neurológicas identificadas como provocadas por los pesticidas organoclorados (clordano, DDT, lindano, metoxicloro, etc.).

La presencia de estrógenos sintéticos o xenoestrógenos en el medio ambiente, producidos por el DDT en particular, se relaciona con algunas formas de cáncer –a saber, el de mama y de testículos, principalmente. El mismo DDT es, en realidad, un ejemplo demostrativo del dumping del exceso de pesticidas ya prohibidos en el Norte, por ser distribuido ampliamente y sin complejos por sus gobiernos entre los países de África mayormente (¡incluso con la bendición de la OMS!), con el argumento de combatir la malaria.

El caso del vínculo de los pesticidas con la generación del Parkinson ha sido reconfirmado este año, tras un estudio publicado en Annals of Neurology y realizado en Harvard con más de 143.000 individuos por encuestas de salud y de exposición a factores ambientales a lo largo de más de diez años. El Parkinson es el segundo desorden neurodegenerativo más prevaleciente, después del Alzheimer, con una incidencia más elevada en sujetos de edad avanzada.

“En esta patología la destrucción progresiva de una región específica del cerebro (la sustancia negra) desemboca en la aparición de síntomas cada vez más graves que pueden llegar a producir la muerte del paciente”, informa El Mundo. El estudio revela que la exposición a pesticidas incrementa un 70% el riesgo de contraer esa enfermedad diez o veinte años después del uso de los susodichos.

Asimismo, otros experimentos con ratas mostraron que pesticidas como rotenona, piridaben, fenazaquin, o fenpiroximato reproducen características neurológicas del Parkinson, en cuanto al daño causado en las células. En fin, el Parkinson fue reconocido este año por primera vez en Francia, por el tribunal de los asuntos de seguridad social de Bourges, como “enfermedad profesional” en el caso de un antiguo agricultor. De hecho, el Parkinson, los sarcomas y los cánceres del cerebro aparecen mucho más entre los agricultores: 5%, comparado con menos del 1% entre la población global.1 Habida cuenta de este análisis, conviene considerar el reparto de la población agrícola en los hemisferios Norte y Sur.

Repartición de la población agrícola en el globo

Población agrícola activa* (millones) % / población activa del país % / población agrícola activa mundial

Unión europea 7,6 4,5% 0,5%

incluyendo Francia 0,7 3,5% < 0,1%

Estados Unidos 3 2% 0,2%

Asia 1.040 56% 80%

Incluyendo China 511 67% 40%

África 197 57% 15%

Rusia y países del Este 29 15% 2%

Suramérica 27 18% 2%

Información Complementaria

Agricultura Resistencia

Sobre este artículo