El Futuro de los Orgánicos

El mercado de los orgánicos o bio ha sido uno de los de mayor crecimiento en los Estados Unidos según investigaciones del “US Organic Food Market Analysis”. Del 2000 al 2008 ha tenido un crecimiento anual de entre el 16 al 21%, en 2009 a pesar de la crisis tuvo crecimiento positivo y se preveé que seguirá creciendo del 2010 al 2014.

Una de las caracteristicas relevantes de este sector es que la producción aún no satisface la demanda particularmente en los mercados más importantes: Europa, Estados Unidos y Japón, dice una investigación del Centro de Estudios de la Economía Cubana.

El mercado mundial de los productos orgánicos crece a un ritmo del 20%. El 51% de los alimentos y bebidas que se consumen en todo el mundo, se distribuyen en Norteamerica, y el 46% en Europa.

Alemania es el segundo mercado mundial para orgánicos seguido de los Estados Unidos y el primero en la U.E. La producción de orgánicos alemana sólo cubre el 60% de la demanda local. Los compradores alemanes más exigentes se encuentran entre las edades de 25-30. Predominan las mujeres en la compra de orgánicos. La preferencia por consumir orgánicos se enfoca en que los consideran más saludables y seguros.

México, a pesar de ser un país productor de productos orgánicos, consume apenas un pequeño porcentaje, siendo casi toda su producción para el mercado extranjero.

El crecimiento del consumo de los productos orgánicos, se está convirtiendo en un estilo de vida, principalmente en los mercados extranjeros como Estados Unidos y Europa.

En la Riviera Maya, Cancún y Playa del Carmen, dadas las características del consumidor de esta zonas y el gran porcentaje de turistas proveniente de los países donde la tendencia verde está en apogeo, comienza a ser necesario para los hoteles y restaurantes, así como  para las tiendas de souvenirs, ofrecer productos bio u orgánicos.

En la actualidad, utilizar productos orgánicos no sólo es más saludable y sustentable, sino también es rentable, pues el mercado prefiere a quien ofrece esta clase de productos.

Con esta tendencia de consumo, la oferta también tenderá a ampliarse, debido a que el consumidor lo está pidiendo, y de esta forma las expectativas de que las técnicas de producción regresen poco a poco a ser completamente orgánicas y naturales, son positivas.

 
Sobre este artículo