El Futuro de la Comida (Video Parte I, subtitulado)

Aquí presentamos la primera parte de una serie de vídeos que explican el modo en que el futuro de la producción de alimentos se ve amenazado por los intereses económicos de algunas empresas.

La amplia diversidad de cultivos que el planeta supo presentar no hace más de 200 años decayó alarmantemente en calidad y cantidad a causa de una serie de tristes factores.

Intereses económicos y geopolíticos han influido radicalmente en el cambio de idiosincrasia de la agricultura tradicional a partir de las primeras décadas del siglo XX. En el panorama mundial del cultivo de alimentos han intervenido fuertemente la desenfrenada industrialización del campo, la irrupción de químicos y fertilizantes de todo tipo – ligados en su principio a la utilización mortífera en las 1ra y 2da Guerras Mundiales –, la consolidación del monocultivismo y, mas sobre nuestros días, la irresponsable aplicación de la ingeniería alimenticia.

Algunas batallas lamentablemente ya han sido perdidas, puesto que el ancho abanico de alimentos cultivados de forma natural y ambientalmente amigable se ha reducido estrepitosa e irreversiblemente desde el siglo XIX. No obstante, la lucha por librar hoy en día pasa por evitar que la comida que el planeta necesita consumir siga siendo manipulada y tergiversada por gigantescas transnacionales agroindustriales que, bajo el irrisorio pretexto de contribuir a la humanidad, siguen obteniendo una monumental renta a través de la venta cuasi monopólica de sus semillas y herbicidas. Al mismo tiempo resulta fundamental, pugnar por la transparencia legal y jurídica del sistema de patentes de bacterias y microorganismos, del cual empresas tales como Monsanto han difuminado impunemente sus límites e implicancias para poder adjudicarse la soberanía alimenticia del planeta para las próximas décadas.

Sobre este artículo