El futuro de la comida. Parte V

Aquí posteamos el quinto extracto de diez minutos de duración. A continuación serán analizadas controversias que giran alrededor del producto herbicida Round Up, de conocidos funcionarios gubernamentales y del maíz autóctono mejicano.

La proliferación de las "superhierbas" - como por ejemplo, Meristel, que alcanzó a extenderse por 21 estados en el año 2003 - ha apresado en un círculo vicioso a muchísimos granjeros, quienes se ven obligados a rociar peligrosos productos químicos sobre sus siembras para contrarrestar a estas malezas.

Luego observamos como las agencias gubernamentales norteamericanas dictan una regulación muy permisiva en torno a la aprobación de alimentos transgénicos en el mercado. Detrás de esto descubriremos que los mismos funcionarios responsables del testeo de seguridad de estos productos, han trabajado o aún trabajan para las mismas firmas agrícolas que intentan imponer dichos productos en el circuito comercial.

Finalmente entra en escena el conflicto del maíz genéticamente modificado creciendo en Méjico. Paradójicamente, un país que en 1998 prohibió esta tecnología y ancestralmente ha sido muy respetuoso con las múltiples variedades del cultivo que allí crecen. En el año 2000 unos campesinos mejicanos compraron maíz americano, sin saber que éste era del tipo transgénico. Utilizaron una parte del saco para alimentarse y la otra para sembrar su propio maíz. Lamentablemente, los granos modificados genéticamente que habían sido plantados terminaron contaminando a las parcelas vecinas de maíz íntegro.

Sobre este artículo