El Cambio Climático y la Agricultura Orgánica.

climate-change-foe.jpgLas actuales negociaciones sobre cambio climático en agricultura están fallando a la mayoría de los campesinos del mundo y amenazando la seguridad alimentaria en muchos países en desarrollo, advirtieron los expertos.

El Instituto de Agricultura y Política Comercial (IATP en inglés) señaló en una conferencia de prensa que las negociaciones también están cerrando las puertas a la participación de los campesinos y otros jugadores.

El presidente de la IATP, James Harkness, dijo que el acuerdo climático necesita apoyar un cambio global a los sistemas agrícolas que sirva para las comunidades locales pues más de mil millones de personas están sufriendo de hambre en todo el mundo porque la accesabilidad a los alimentos se ha vuelto muy dependiente de la producción local.

Cualquier acuerdo climático global, mencionó, debe ayudar a los campesinos de todo el mundo, en particular en los países en desarrollo, a adaptarse a los cambios extremos del clima.

Señaló que los temas importantes incluyen saber si la seguridad alimentaria estará incluida en el texto, el papel de la agricultura dentro de un sistema equilibrado y los parámetros de un plan de trabajo agrícola para 2010.

Existe una necesidad en Copenhague, aseguró, de enfocarse en identificar las maneras de aprovechar el potencial de mitigación de la agricultura mientras se refuerza la capacidad del sector para adaptarse a los nuevos desafíos que presenta el cambio climático.

Harkness dijo que la agricultura no sólo no emite gases de invernadero, sino que también tiene la capacidad de contribuir a la eliminación del gas a través de la confiscation del suelo.

Urs Niggli, director del Instituto de Investigación de Agricultura Orgánica, dijo que la agricultura orgánica puede ser útil para mitigar el cambio climático, construir sistemas agrícolas flexibles, reducir la pobreza y mejorar la seguridad alimentaria.

Mencionó que la agricultura orgánica emite niveles mucho menores de gases de invernadero.

Asimismo, señaló que hace a las granjas y a la gente más adaptables al cambio climático, principalmente debido a su eficencia en el uso del agua, la capacidad de adaptación a los eventos climáticos extremos y a los menores riesgos de un fracaso completo en las cosechas.

Sobre este artículo

Me parecio muy interesante este artículo porque precisamente comentabamos en mi clase de agroecología sobre el impacto que tiene la agricultura con el cambio climático y sobre todo con el llamado "efecto invernadero".

Por lo que nos cuenta nuestro profesor es que como van las cosas en estos tiempos le van a "pagar" al agricultor por tener sus cosechas porque así éstas absorberían grandes cantidades de CO2 de la atmósfera el cual utilizarán para crear su propio alimento y contribuirán a la disminución de este gas.

Espero que siga publicando más artículos relacionados sobre este tema.

Siari