El boom del banano orgánico da de comer a 4.300 familias

Santa Marta. En una estrecha franja entre Guachaca, Magdalena y Dibulla, La Guajira, se produce todo el banano orgánico que exporta Colombia a Europa y Japón, satisfaciendo la necesidad de supervivencia de 4.300 familias residentes en esa área de la Troncal del Caribe.

En el 2000, la producción para la exportación de esta clase de banano fue cercana a las 5.200 toneladas y en el 2007 se elevó a 12.000, producidas en unas 1.000 hectáreas y distribuidas entre los Grupos Daabon, K´David y antiguos ejecutivos de la comercializadora Dole.

Joaquín Viloria De La Hoz, economista del Centro de Estudios Económicos Regionales (CEER) del Banco de la República y Patricia Díaz Hamburguer, de la Asociación de Bananeros del Magdalena, Asbama, informaron que entre 2006 y 2007, la productividad de las fincas bananeras se incrementó en casi mil cajas por hectárea al año. Esto, a partir de mejores prácticas agrícolas con respecto a la fertilización, nutrición y nuevas labores en el campo y cosecha.

Pero el aumento de la productividad también se asoció de manera estrecha con la motivación de los trabajadores, los cuales a partir del año anterior tuvieron un contrato laboral con ingresos fijos y seguros, así como prestaciones sociales. Lo anterior, debido a que hace tres años el banano orgánico del grupo Daabon logró la certificación social del ‘comercio justo’ y de esta manera los obreros de las fincas dejaron de trabajar a destajo.

El cultivo del banano orgánico en esta zona del litoral, entre las costas del mar Caribe y las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, permite menos niveles de infección con relación a los cultivos de otras zonas, la sigatoka negra avanza en forma más lenta y no se tienen problemas de vendavales, aunque sí de inundaciones.

Estas circunstancias permiten que haya menos ciclos de fumigación, es decir, 22 al año, que en la otra zona bananera, denominada ‘histórica’ es de 36 ciclos.

En un análisis del sector bananero, Joaquín Viloria señala que “el futuro próximo debe ser el cultivo de banano orgánico ya que el banano convencional está expuesto a unos márgenes de utilidad muy pequeños”.

“El problema en los departamentos de Magdalena y La Guajira es la limitación territorial para adelantar la agricultura orgánica, ya que en la zona bananera ‘histórica’ es muy difícil realizarla, al estar expuesta durante décadas a la fumigación con herbicidas”, comentó.

Se advierte además que la ‘nueva zona bananera’ podría ampliarse hasta unas 2.000 hectáreas, pero para conseguirlo los bananeros piden apoyo gubernamental, mayores créditos e investigación en el sector.

¿Qué tiene de especial?

En la agricultura orgánica no se pueden utilizar insecticidas y se aplican los hongos para reducir la población de insectos. El control de maleza debe hacerse a mano, con machete o guadaña. La agricultura orgánica utiliza elementos convencionales como bolsas de empaque, cintas y otros elementos plásticos. Esto podría ser totalmente reciclable, para darle mayor valor orgánico y diferenciación del producto y para que genere mayor valor agregado.

Sobre este artículo

 

Buenos días

Somos productores de fertilizante, abono y Bioestimulante orgánico certificado.

El motivo de la presente es darles a conocer mi empresa LOMBRICOL.COM página Web www.lombricol.com y ponerla a su servicio.

 

Cualquier inquietud no dude en llamar o escribirnos

 

Att

 

Diego Cataño Teléfono 6-3359073 Pereira Rda. Cel 320-7879187/300-6176949 Colombia