El blueberry orgánico en Ecuador

La introducción del Blueberry en Ecuador; sin duda ha sido un éxito. Existen grandes cadenas de supermercados que los venden así como pequeñas empresas que están desarrollando los cultivos. Sin embargo, es necesario considerar que los procesos de cualquier tipo de fruta deben ser seguidos rigurosamente, la calidad de la fruta endémica siempre es mejor y mientras más natural sea la misma, mejor va a ser para el organismo.

Por un lado, se encuentran los procesos que debe seguir la fruta. Los mismos deben garantizar que la planta esté nutrida correctamente para su buen desarrollo. Todo comienza desde el momento en que sale su pequeña raíz. Al cultivarlas, se las pasa de una maceta pequeña a una grande y allí se les aplica agua constantemente. Este proceso dura alrededor de un año hasta que la planta pueda dar frutos.

De esta manera, se cumple con la calidad del producto. Una vez cosechado el blueberry pasa por una selección en el que se puede o no (depende meramente del cliente) elegir los diferentes tamaños de arándano. Para asegurar que un arándano sea de calidad, el mismo no debe tener ni pelusas (puede significar que tiene más de dos semanas de cosecha) y tener una especie de tiza blanca. Por esta razón, se considera que el único producto agrícola realmente fresco en el Ecuador es el endémico. Aunque pueda resultar más caro, no se olvide "lo barato sale caro" y su salud seguramente tenga un mejor nivel consumiendo frutas nativas.

En sí, es importante destacar el papel del blueberry ecuatoriano; pero bajo un contexto orgánico. Mientras más natural sea el fruto rojo que consume, mayor serán las vitaminas que aporte a su organismo. No existe necesidad alguna de utilizar pesticidas ni conservantes en este tipo de fruta, ya que se adapta muy bien al ambiente en el Ecuador. Por eso es importante verificar que las mismas procedan de una finca con cultura orgánica.

Por último, no se tiene que olvidar de el hecho que las frutas deben tener un proceso de cuidado desde que se empieza a formar la planta. Consumir lo esencial, pero sobre todo de manera saludable es lo más importante. Evitar el daño al organismo empieza por la persona, por lo que se debe empezar a influir con una cultura mucho más consciente en torno a lo que el ser humano necesita para consumir. https://www.facebook.com/orberries/

Sobre este artículo