Central Buen Ayre Comenzó a Generar Energía a Partir de Biogás Producido por Residuos

LOGO_CENTRAL_BUEN_AYRE.jpgLa planta es la más grande de la Argentina y una de las tres más importantes de Sudamérica. Fue diseñada y construida por Benito Roggio ambiental. Está ubicada en el Complejo Ambiental Norte III y producirá energía a partir del biogás generado por los residuos dispuestos. Generará 10MW en forma permanente que serán inyectados al sistema interconectado nacional. Equivale al consumo de energía de 15.000 habitantes.

A las 0 hs del pasado 5 de octubre, Central Buen Ayre, la central térmica para generación de energía eléctrica a partir de biogás más grande del país, comenzó a operar, luego de cumplir todos los requisitos técnicos y administrativos exigidos por CAMMESA para ingresar al SADI (Sistema Argentino de interconexión).

Central Buen Ayre es una compañía especialmente constituida para el desarrollo de este proyecto; junto con Ecoayres Argentina S.A. integran Enerco2, división de negocios de Benito Roggio ambiental encargada de llevar a cabo proyectos de Valorización Energética y Energías Alternativas.

La planta fue diseñada, construida y es operada por Central Buen Ayre, luego de obtener la Licitación Pública Nacional convocada por ENARSA en el marco de su programa GENREN, el cual incentiva la generación de energía a partir de fuentes renovables.

El proyecto demandó una inversión de 150 millones de pesos y luego de 10 meses de obras, incluyendo todos los sistemas de extracción y tratamiento del biogás proveniente del módulo C de Norte IIIl, Central Buen Ayre aprobó de manera exitosa todos los pruebas y ensayos exigidos por CAMMESA. El tendido de transmisión eléctrica hacia el sistema de interconectado nacional implicó un desafío técnico resuelto exitosamente. Incluyo la construcción de un electroducto de 7,2 KM hasta la subestación más cercana, con tres obras críticas en el tendido de la traza como fueron los cruces del Río Reconquista y Arroyo Güemes, el Camino del Buen Ayre y la Ruta Nacional Nº8.

Central Buen Ayre cuenta con una potencia instalada de 11,8 MW y genera en forma permanente 10 MW, lo que equivale al consumo diario promedio de 15.000 habitantes.

La innovación de esta planta en materia energética y de gestión de residuos reside en que es la primera abocada al 100 % a la producción de energía a partir de biogás extraído de relleno sanitario. Para dimensionar la importancia del ahorro ambiental que genera Central Buen Ayre, es posible afirmar que si una planta desease generar la misma cantidad de energía pero con gas natural, necesitaría por año 22.000.000 Nm3.

No solo genera energía a partir de una fuente renovable, sino que también contribuye a la recuperación y eliminación del gas metano mediante este proceso, ya que evita que 604.375 toneladas de CO2 por año sean liberadas a la atmósfera.

Por este beneficio ambiental el proyecto ha sido registrado bajo el Mecanismo de Desarrollo Limpio (CDM) del Protocolo de Kyoto de la Convención Marco sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas, siendo capaz de generar certificados de reducción de emisiones (CERs por sus siglas en inglés), comúnmente llamados bonos de carbono (o bonos verdes).

Esta iniciativa de valorización energética de residuos se enmarca dentro del férreo compromiso de Benito Roggio ambiental por generar nuevos desarrollos que priorizan la tecnología y la innovación a favor del ambiente y promuevan la sustentabilidad.

Central Buen Ayre es la segunda planta de extracción y tratamiento de biogás para su posterior reutilización que Benito Roggio ambiental desarrolla y opera. Desde 2008 trabaja a través de Ecoayres en la recuperación y tratamiento de biogás del módulo B de Norte III. Actualmente la planta de Ecoayres se autoabastece con la electricidad generada a partir del biogás extraído.

Ecoportal.net

BBambiental

Sobre este artículo