Capacitación para Inmigrantes en Producción Orgánica

granja-organica-capacitacion.jpgInmigrantes hispanos con experiencia en trabajos agrícolas se beneficiarán de un nuevo programa de la Universidad Estatal de Iowa (ISU) que los capacitará para formar sus propias empresas de producción de alimentos orgánicos.

Creemos que este programa resultará atractivo para los latinos que trabajaron en granjas en su países de origen y para quienes ya viven en Iowa y quieren llevar su negocio de granjas a un nuevo nivel, comentó Angie Nelson, de ISU.

Nelson es la directora del centro de extensión educativa de ISU en el condado Marshall, donde se estableció la nueva incubadora de granjas.

El programa, que se dictará en español en 2009, consiste en enseñarles a los granjeros hispanos (la mayoría de ellos mexicanos) cómo producir frutas y verduras orgánicas y cómo vender esos productos en mercados locales.

La incubadora utilizará terrenos de ISU en el condado Marshall para rentar parcelas de cuatro a 20 hectáreas a los participantes, quienes además tomarán clases de empresariado y de agricultura diversificada en el Colegio Comunitario Iowa Valley en la localidad de Marshalltown.

Hannah Lewis, coordinadora del nuevo programa y egresada del Departamento de Sociología de ISU, y la profesora Jan Flora, estudiaron durante dos años la situación de los granjeros hispanos en Iowa y encontraron que más del 90 por ciento de los latinos entrevistados quieren tener su propia granja.

Sin embargo, debido a la falta de acceso al capital necesario y en muchos casos a la falta de educación formal, esos inmigrantes, a pesar de tener años de experiencia como granjeros, aún no han podido ser dueños de sus propios negocios.

Además, 96% de los latinos contactados por Lewis y Flora ya tienen experiencia como granjeros en sus países y más del 80% de esos inmigrantes han trabajado con distintos productos, incluyendo cereales, verduras y frutas.

El enfoque que se ha desarrollado en el condado Marshall es usar la incubadora y el centro de capacitación empresarial para construir un sistema local de producción de alimentos que incluya las necesidades de los latinos pero no solamente de los latinos, comentó Flora.

Se anticipa que la mitad de los participantes en el programa serán nuevos inmigrantes y la otra mitad residentes e inmigrantes ya establecidos. Se espera que la primera cosecha se realice a mediados del 2009.

Según Lewis y Flora, en la actualidad la mitad de las granjas de Iowa emplea a latinos como supervisores.

Sobre este artículo