Capacitación en Agricultura Orgánica en México.

certificacion-bioagricert.jpgLAZARO CARDENAS, MICH.- Serán siete los centros de capacitación que la empresa Bioagricert-Mex instalará en igual número de municipios para apoyar a los productores de la región costa-sierra de Michoacán que tengan firmes intenciones de obtener una certificación orgánica para sus productos agrícolas.

El ingeniero Elías Silva Cardiel, catedrático del Instituto Tecnológico de Lázaro Cárdenas (Itlac), instructor y representante de Bioagricert-Mex en Lázaro Cárdenas, dijo que su institución le ha dado la oportunidad de coadyuvar con esa empresa, permitiéndole ser una de las pioneras en apoyar en la costa-sierra de Michoacán los cursos de capacitación para certificación orgánica de los productos del campo, dirigidos sobre todo a personal de los ayuntamientos, empresas y otras organizaciones con las cuales se pretende multiplicar la gama de nuevos proyectos de investigación, de desarrollo, de aplicación y transferencia de tecnologías, además de propiciar el fortalecimiento de actualización de conocimientos tanto de productores como de empresarios.

El día de ayer, con motivo de la reunión interinstitucional celebrada en el municipio de Tumbiscatío, en la que los integrantes de los Consejos de Desarrollo Rural Sustentable (CDRS) estuvieron presentes, Bioagricert instaló el tercer centro de capacitación, mecánica que continuarán el jueves de la siguiente semana en el municipio de Coalcomán, y posteriormente en los municipios de Aquila y de Coahuayana.

El académico dijo que las capacitaciones se desarrollan de manera simultánea en todos los centros y que casi en todas hay mucho interés de agricultores y ganaderos por conocer la forma en que pueden certificar sus productos, «pero una vez que se detectan las sociedades adicionales, dependiendo de las necesidades muy particulares de cada municipio, el programa se puede ampliar», acotó Silva.

El especialista precisó que Bioagricert-Mex es un organismo certificador de la agricultura orgánica reconocida por su prestigio en Estados Unidos, Europa y Latinoamérica, y que en nuestro país se le reconoce su calidad y experiencia técnica y profesional en el ramo de la agricultura orgánica.

Destacó que la demanda mundial de los productos orgánicos crece vertiginosamente y dijo que México ocupa la cuarta posición en el mundo respecto a la superficie que se emplea para la agricultura orgánica, después de Australia, Argentina y China.

Silva Cardiel dijo que la certificación orgánica es un proceso que permite verificar si un sistema agrícola, agroindustrial, textil, forestal o pecuario cumple con los estándares de producción orgánica, y que para ello existen muchas agencias en el mundo que se dedican a otorgar las certificaciones.

Sobre este artículo