Argentina entre los Líderes de la Producción Orgánica

La superficie en seguimiento bajo certificación orgánica en Argentina, durante el 2008, fue de 4 millones de hectáreas, de las cuales la más significativa corresponde a la producción ganadera, que alcanza a 3,6 millones de hectáreas.

El país se encuentra en los primeros puestos de las 120 naciones productoras del mundo que ocupan en total sólo 32 millones de hectáreas, según se informó durante el Día Nacional de la Producción Orgánica.

Las exportaciones totales de productos orgánicos llegaron en el 2008 a 138 mil toneladas, volumen que representa un crecimiento del 13% respecto del 2007.

Asimismo, Argentina ocupa el cuarto lugar como productor mundial de lanas, considerada una fibra natural e incrementó la exportación de vinos orgánicos este año en una ronda de negocios entre 25 bodegas argentinas y 7 importadores se cerraron contratos por más de 2 millones de dólares para la exportación.

En el último año, las ventas al exterior de este producto habían alcanzado 1,6 millones de dólares provenientes de 42 empresas. Las bodegas están situadas en Salta, La Rioja, San Juan y Mendoza, principal productora de vinos.

Las cifras del Instituto Nacional de Vitivinicultura indican que la Argentina arrojó una producción orgánica de 8.439.989 kilos en 2008, entre uvas, vinos, mostos y pasas de uva y casi la totalidad tiene como destino mercados externos.

La producción orgánica continúa su crecimiento a un ritmo acelerado. Oceanía, Europa y América del Sur son los continentes que poseen las mayores superficies orgánicas certificadas del mundo.

En América Latina, muchos países que ya tienen más de 100.000 hectáreas bajo este tipo de producción, han superado los bajos niveles del principio y presentan actualmente tasas de crecimiento extraordinarias.

Los países con mayores proporciones de tierra dedicada a este tipo de producción son Uruguay, Costa Rica y la Argentina.

La producción orgánica certificada (oficializada) mundial comprende ahora casi 6,4 millones de hectáreas.

Los tres principales productos orgánicos de origen animal que se consumen en el mercado interno son la leche fluida, la carne ovina y la miel.

Sobre este artículo