Apicultura Urbana, Una Colmena en el Techo

apicultura-urbana.jpgDurante la última década, el número de colonias de abejas ha disminuido en forma alarmante. Un fenómeno conocido como "Desorden del colapso de colonias" las ha estado matando en masa, y los apicultores han sido rápidos en alertar al público en general acerca del alto índice de mortalidad en sus colmenas. Las abejas están amenazadas principalmente por las nuevas prácticas de agricultura intensiva (el uso masivo de pesticidas y fertilizantes químicos, monocultivos, etc.) y el cambio climático.

En años recientes, los rangos de mortalidad se han cuadriplicado. Ambientalistas y apicultores, en base a los datos recogidos por numerosos estudios toxicológicos realizados, están luchando contra grandes compañías químicas con el fin de prohibir el uso de algunos productos que pueden ser letales para las abejas, tales como Gaucho y Regent TS.

Pero sorpresivamente, la industria ha descubierto que las abejas que se mantienen cercanas a las áreas urbanas resultan ser mas saludables y productivas, produciendo además una miel de mejor calidad. En las zonas rurales las abejas son víctimas de la desaparición de las flores salvajes, producida por la práctica del monocultivo y el abuso de pesticidas. Como consecuencia de esto último, es cada vez mas común ver a enjambres salvajes buscar refugio en las ciudades, y regularmente los apicultores están empezando a mover sus colmenas a jardines o parques dentro de la ciudad. Menos pesticidas y una mayor biodiversidad están ayudando a las colonias a prosperar en las zonas urbanas.

En la actualidad, las colmenas están zumbando discretamente en muchas ciudades alrededor del planeta: Chicago, Toronto, Londres y Nueva York son ciudades en las que miles de diferentes especies de flores están floreciendo en los parques y jardines. La miel producida en estas ciudades resulta ser mejor que la producida en el campo. Las ciudades se han convertido en el paraíso de las abejas, no las protegen contra todo, pero les dan un alivio.

En el Reino Unido, Inglaterra Natural, una agencia que asesora al gobierno sobre asuntos ambientales, ha lanzado al mercado una colmena plástica para instalar en los hogares. En los Estados Unidos, la ciudad de Chicago fue la primera ciudad en actuar en beneficio de las abejas: el consejo municipal aloja una colmena en la terraza de su edificio, gracias al programa Techos Verdes. En Nueva York, en 2010, los apicultores finalmente lograron el permiso de tener colmenas en las terrazas. En París es común encontrar colmenas en edificios públicos, del mismo modo en Luxemburgo donde también es común encontrar colmenas en los balcones.

Frente a una agricultura intensiva, que explota a las abejas, y ante el peligro de su desaparición, un movimiento mundial amigable a las abejas está creciendo. Este movimiento está de acuerdo con Albert Einstein, quien supuestamente dijo una vez: "Sin abejas, no hay más polinización... no hay más hombres."

Sobre este artículo