Alimentos orgánicos más económicos, seguros y de mayor calidad

europa-organico.jpg

Entre otras cosas se busca dar con una alternativa ecológica para el lavado de las verduras frescas

QLIF son las siglas de Quality Low Input Food, un proyecto financiado por el VI Programa Marco de la UE que se propone desarrollar alimentos orgánicos más económicos, seguros y de mayor calidad, a fin de cubrir la creciente demanda de alimentos con menos productos químicos y aditivos.

Este proyecto, que dispone de 18 millones de euros de presupuesto, cuenta con la participación de 31 socios de 15 países europeos y cubre la totalidad de la cadena de producción, desde el productor hasta que el alimento llega a la mesa de los consumidores. Una de las investigaciones incluidas en esta iniciativa pretende conseguir una alternativa ecológica para el lavado de las verduras frescas. En este sentido, se estudia la lechuga sumergiéndola en agua ozonizada, en lugar de agua clorada, ya que el cloro está prohibido en la producción de alimentos ecológicos.

Marjo Särkkä-Tirkkonen, de la Universidad de Helsinki y responsable de esta parte del estudio, señala que el ozono sería un buen sustituto del cloro porque no deja ningún residuo que pueda pasar posteriormente a las personas o al medio ambiente. Asimismo, al igual que el cloro, elimina los microbios contenidos en los productos vegetales.

Pero el ozono también plantea problemas. De hecho es venenoso, por lo que sólo se pueden utilizar cantidades muy pequeñas. En este sentido, el experto finlandés indica que se trata de encontrar la cantidad óptima necesaria para hacer un lavado lo más rápido posible. Särkkä-Tirkkonen añade que si este proceso resulta exitoso se podría aplicar a los sistemas convencionales de producción masiva de alimentos.

Fuente: http://www.consumaseguridad.com

Sobre este artículo