Agua de Lluvia, un Recurso Valioso y Gratis

tanque-agua-de-lluvia.jpgSe han planteado muchas y diversas soluciones para luchar contra la escasez de agua. Sin embargo, las generaciones anteriores usaban un remedio sencillo que, en buena medida, hemos olvidado: recuperar el agua de la lluvia.

El agua que cae de las nubes no contiene cal, ni cloro. Además, es gratis. En casa se puede utilizar para muchas cosas, desde la lavadora hasta el inodoro y, por supuesto, para regar. Se comercializan diversos sistemas que permiten almacenar el agua recogida, con la posibilidad de conexión a la red de agua potable, por si el depósito de agua de lluvia llega a vaciarse.

Si se pretende recoger mucha agua, lo más aconsejable es poner el depósito bajo tierra. El agua de la lluvia se recoge en el tejado y se conduce a través de canales y tuberías hasta la entrada del tanque. Allí, pasa por un filtro, que puede ser autolimpiable para ahorrar trabajo. Hay que habilitar también un sifón para que pueda salir el agua sobrante del depósito, directamente al jardín, o al desagüe general.

Si sólo se va a usar para regar el jardín, basta con una pequeña bomba y una toma de manguera. Si va a tener otros usos, habrá que poner una bomba en el interior de la casa que regule y distribuya el agua por las diferentes tuberías hasta los lugares donde se tenga que utilizar.

Con un sistema para reutilizar el agua de lluvia, una vivienda puede ahorrar hasta un cincuenta por ciento del agua potable. Con esto se puede abaratar el recibo del agua –recordemos que el precio se incrementa por tramos-, además de reducir el coste ecológico que, como todos sabemos, no tiene precio.

Sobre este artículo