Agroquímicos en el Agua del Grifo.

contaminacion-agua-grifo-agricultura.gifUn análisis confeccionado por la EWG (Environmental Working Group) de los resultados de las pruebas hechas a proveedores de agua corriente indica que este tipo de agua contiene 83 contaminantes agrícolas, incluyendo pesticidas y fertilizantes. Este servicio llega a 201.955.000 personas en 41 estados. El 15% de toda esta gente ha sido suministrada con agua que contiene uno o más contaminantes de niveles superiores a los no-imponibles y a los límites sanitarios. 54 de los agroquímicos detectados en el agua de grifo se encuentran sin regulación alguna, exentos de límites y/o penalizaciones.

Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, en el año 2002 la industria agrícola proveyó de fertilizante a una octava parte de la América continental - 110 billones de libras en fertilizante destinado a un conjunto de 248 millones de acres (USDA 2002; AAPCO 2002). La producción de cultivos en esas tierras ha sido sustentada por aplicaciones herbicidas, repartidas a lo largo de una décima parte de los 48 estados (USDA 2002). Y entre las extensiones de tierras cultivadas se encuentran, según estima EPA, unas 238.000 parcelas concentradas para alimentar al ganado y a los cerdos - un equivalente de 75 por cada condado estadounidense - que colectivamente producen 500 millones de toneladas de estiércol al año. (EPA 2004a).

Los residuos resultantes de estas granjas y parcelas pueden cargar sedimentos, microorganismos causantes de enfermedades, pesticidas y fertilizantes que fácilmente pueden llegar a contaminar fuentes de agua. De hecho, la gran mayoría de las recientes investigaciones bianuales acerca de la calidad del agua nacional llevadas a cabo por EPA, dictamina que estos contaminantes agroquímicos dañan a casi una milla entera de cada cinco millas de ríos y arroyos a lo largo y ancho de todo el país (EPA 2000). A pesar de la creciente contaminación, EPA ha fallado en la aplicación de políticas de prevención en materia agrícola, tal como lo exige la Ley de Agua Limpia. La pasividad de la Agencia ha despertado demandas judiciales en 40 estados, y como resultado, EPA y los gobiernos estatales han unido esfuerzos, aunque todavía muy escuetos, para cumplir con lo que la ley estipula (CalEPA 2005).

Mientras tanto, los proveedores de agua tienen la obligación de excluir pesticidas u otros contaminantes de los dispositivos de agua de grifo. Para ello, a menudo realizan procesos adicionales tales como el tratamiento de carbono para aumentar la efectividad de la limpieza, aunque al costo de millones de dólares que terminan abonando los contribuyentes. Aun así, millones de americanos siguen bebiendo los residuos que permanecen a pesar de dicho tratamiento.

Este artículo es un fragmento extraído del sitio del EWG de EE.UU, en el mismo se detallan los resultados obtenidos tras medir los niveles de contaminación presentes en el agua corriente domiciliaria, provenientes específicamente de la actividad agrícola. Si bien no tenemos datos sobre cuál es la situación en los países latinoamericanos, no sería extraño que la misma problemática se estuviera repitiendo en ellos.

Sobre este artículo