Afectación de Lluvias a los Cultivos Depende de su Ubicación y Altitud

lluvias_afectan_cultivas_Ecuador.jpgLos productos de ciclo corto como el arroz, maíz y hortalizas ubicados en las zonas bajas se ven afectados.

La temporada invernal afecta y beneficia, en partes iguales, a distintas áreas productivas en el agro ecuatoriano.

En el grupo de los cultivos afectados están los de ciclo corto como el arroz, tomate, pimientos, melón y hortalizas, especialmente los que se producen en las zonas bajas de Manabí, Los Ríos, El Oro, Guayas y Cotopaxi.

Aunque no existen cifras oficiales de pérdidas, el problema comenzó la segunda quincena de enero, tal como lo determina un informe del Instituto Nacional de Metereología e Hidrología, en el que se dice que las precipitaciones acumuladas llegan a 850 mm, cuando el promedio anual es de 2 500 mm.

Solo en la parroquia Charopotó del cantón Sucre, provincia de Manabí, el río Viejo, que reúne las aguas del Portoviejo y Chico, inundó más de 200 hectáreas de arroz, dejando las plantaciones con un promedio de hasta 2 metros bajo el agua.

Esto en medio de un intento de los agricultores para salvar por lo menos la mitad de lo sembrado, informó Víctor Haón, de la Asociación de Productores de Ciclo Corto.

Algo similar ocurre en algunos sectores cercanos a Babahoyo y Valencia en la provincia de Los Ríos.

En Guayas, la situación parece tornarse similar en Salitre. Allí, son muchos los cultivos de la gramínea como los de Julian Villota que se han visto inundados.

De hecho, la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos identifica a 500 hectáreas de cultivos como perdidas en el Guayas, y 1 224 afectadas en la misma provincia, pero también Esmeraldas y Pastaza.

"Sé que algunos han perdido sus cultivos de tomates y pimientos, mientras que otros como yo preferimos no sembrar", dijo Tomás Ugalde de la zona de Daule.

Otros de los cultivos que se han visto afectados son los de banano y maíz sembrados en Puerto Inca, provincia de El Oro, confirmó Haón.

Es más, no solo el aspecto productivo se ha visto afectado sino también su comercialización debido al daño de los accesos. "Todo depende donde estén asentados los cultivos, en las zonas bajas o altas", puntualizó.

De hecho, hay plantaciones que por su ubicación no se han visto tan afectadas por las lluvias; tal es el caso de la bananera de Wilfrido Macías, en la zona alta de Vergel, en Valencia, provincia de Los Ríos. Del mismo modo, Henrry Peña, de la zona de Ventanas, afirmó: "tenemos la suficiente agua para nuestros sembríos de maíz".

Hector Villota de la zona de Daule, también dice haberle ido bastante bien. (NMCH)

En el campo

Una de las zonas con mayor nivel de lluvias es La Maná, en la provincia de Cotopaxi.

En Esmeraldas, el nivel de las precipitaciones ha causado daños, pero ha sido bueno para la palma.

Los arrozales en Montalvo, Babahoyo, Ventanas y Valencia, Los Ríos, pasan aprietos.

Los maiceros dicen que el nivel de caída de agua ha sido beneficioso para sus cultivos.

Pese a que todo está moderado, la carencia de sol y la intensidad de las lluvias no deja de preocupar.

Fuente:  Diario Hoy

Sobre este artículo