Abono Orgánico de Lombriz

abono-organico-cuba.jpgEn los tiempos difíciles que corren, las producciones agrícolas y de alimentos en general tienen una evidente prioridad. La palabra de orden en estos momentos es producir. ¿Cómo lograrlo con mayor eficiencia? Pues la respuesta está en trabajar y en aprovechar todos los recursos que tengamos a la mano. En el centro municipal de materia orgánica de Güines, perteneciente a la Empresa de cultivos varios Miguel Soneiras Ríos, se garantiza este importante producto para que las cosechas en este municipio alcancen elevado rendimiento.

El desarrollo ideal de cualquier cultivo depende en gran medida de la composición del suelo en el que estos son sembrados. En este sentido el uso de materia orgánica desempeña un rol imprescindible pues contribuye al crecimiento vegetal mediante sus efectos en las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo. Según nos explicó el responsable del centro, Gilberto Morales Frías, producen dos tipos de materia orgánica, el compost (8000 Toneladas) y el humus de lombriz (3000). Sobre la importancia de este último explicó:

"El humus se obtiene luego de un proceso, cercano a un año, en que la lombriz recicla a través de su tracto intestinal la materia orgánica, comida y defecada por otras. En nuestro caso la lombriz que utilizamos actualmente es la africana, que es de las más laboriosas. Está demostrado que la rentabilidad de los cultivos es mucho mayor en las plantas beneficiadas con humus frente a la acción de los abonos químicos. La actividad orgánica de este producto también logra crear un medio desfavorable para determinadas plagas, así que su uso continuado logra el control natural de estas plagas, incluso su desaparición sin la utilización de pesticidas."

Este centro municipal de materia orgánica surgió en la década del 60, desde entonces sus trabajadores se han esforzado en el abastecimiento necesario para la agricultura urbana. La labor de estos güineros ha sido reconocida al ser declarado el centro como de referencia nacional, además de ser actualmente candidatos a la excelencia. Sobre la importancia de este tipo de instalaciones comentó Gilberto Morales:

"Es increíble la fuerza que alcanza una planta al ser enriquecida la tierra con materia orgánica, ya que esta promueve la buena estructura del suelo. En este sentido debe decirse que mejora la labranza, además de lograr una mayor retención de humedad. En el caso específico del humus permite que el deterioro producido por la labranza intensiva sea menos severo. El secreto está en aplicarlo adecuadamente para lograr el equilibrio orgánico correspondiente".

La calidad de la materia orgánica de este centro güinero es comprobada en un laboratorio para garantizar la comercialización de un producto óptimo en calidad. Sin dudas el rendimiento de las cosechas locales y de territorios aledaños está asegurado y de la manera más natural.

Información Complementaria

Por Jennifer Enríquez Romero Fotos: Roly Montalván

Sobre este artículo