7 Comidas que No Deberías Comer Nunca (Parte 4)

Nº4: Tomates enlatados

tomates.jpgLos tomates son una fuente muy importante de licopeno, sustancia que puede ayudar a proteger contra tumores malignos tales como el cáncer de próstata. Pero la resina utilizada para recubrir las latas para protegerlas de la corrosión causada por el ácido de los tomates contiene bisfenol-A, o BPA por sus siglas en inglés, el cual actúa como estrógeno sintético en el cuerpo. Puede afectar al sistema endocrino y causar una variedad de problemas, como anomalías en los sistemas cromosónico y reproductor, daño cerebral y en las funciones neurológicas, cáncer, daño en el sistema cardiovascular, diabetes del adulto, pubertad precoz, obesidad y resistencia a la quimioterapia.

Desafortunadamente, la acidez de los tomates potencia la liberación de bisfenol-A que se filtra en los alimentos, haciendo que los tomates enlatados sean uno de los mayores culpables de la ingesta de bisfenol-A. Los científicos con el Instituto Nacional de la Salud concluyen que las mujeres embarazadas, los bebés y los niños son los mas vulnerables a la exposición al bisfenol-A.

Haz el cambio: La mejor solución es buscar marcas que vendan tomates en frascos de vidrio o en cajas Tetra Pak.

Sobre este artículo