5 Pasos para Empezar tu Propio Jardín

jardin_casero.jpgTeniendo en cuenta el costo ambiental y financiero de la compra de productos, es conveniente que más personas estén decidiendo hacer crecer sus propios jardines. Este año más de 40 millones de personas se decidieron a crecer uno por su cuenta, muchos de los cuales serán orgánicos. Los beneficios económicos son claros: los estudios muestran que la rentabilidad media de la inversión para un jardín es de 25 a 1, así que el gasto de $500 pesos en tu jardín te redituará en $12.500 pesos en productos!

Aunque la economía actual puede ser una fuerza impulsora, la gente se está dando cuenta que los beneficios de un huerto familiar va más allá de la cartera. Se estima que la mayoría de los productos vendidos viaja 1500 millas antes de llegar a tu mesa. Un jardín del patio trasero trae un nuevo significado a la compra de productos locales. Te permite cosechar alimentos frescos, sanos (aún más saludable si pasamos a lo orgánico) para ti y tu familia, minutos antes de la hora de comer. Empezar tu jardín no tiene que ser intimidante: Aquí hay 5 sencillos pasos para el crecimiento de tu propia producción.

Inicia un jardín en contenedores

Los contenedores permiten a las plantas crecer fácilmente en lugares inconvenientes. Los contenedores pueden ir dentro o fuera de la casa y son relativamente de bajo mantenimiento.

Haz coincidir tu jardín con el clima local

Lo que se planta en tu jardín tiene mucho más que ver con el clima en el que vives. La elección de las verduras y frutas para plantar debe estar basada no sólo en tus preferencias, sino también de lo que crece bien en tu clima.

Alarga tu jardín de temporada

Siempre es desalentador plantar un jardín que desaparece al cabo de un mes. El principal culpable son las heladas. El lugar donde vives, y los tipos de plantas que compras determinan la longitud de tu temporada de jardinería.

Inicia un jardín de hierbas en el interior de tu casa

Si pasas mucho de tu tiempo libre en la cocina después del trabajo, ¿por qué no combinar la cocina con el crecimiento de un jardín? Un pequeño jardín de hierbas en tu cocina te puede proporcionar las especies básicas para cocinar, como albahaca, eneldo, ajo, menta, romero, salvia y tomillo.

Involucra a tu familia

Involucrando a los niños en el jardín ayudará a enseñarles la responsabilidad sobre el medio ambiente y que puedan ver los frutos de su trabajo. La horticultura doméstica no debe ser abrumadora: se creativo y no te sobrecargues.

 

Sobre este artículo